Un ejemplar de Aedes aegypti.

Crean una red europea para investigar enfermedades transmitidas por mosquitos

La red formada por veterinarios de 29 países de Europa, además de otros profesionales, tratará de combatir la problemática sobre los mosquitos del género Aedes, transmisores de enfermedades presentes en todo el continente.
|

El Centro de Investigación en Sanidad Animal (IRTA- CReSA) informa sobre el programa COST Action “Aedes Invasive Mosquitos” (AIM), el cual ha recibido cuatro años de financiación para desarrollar sinergias entre científicos y profesionales de la salud pública para hacer frente a los mosquitos invasores del género Aedes, que pueden transmitir enfermedades como el dengue, el zika, fiebre del Nilo Occidental, y la chikungunya.


La red formada por veterinarios de 29 países diferentes de Europa, además de expertos en entomología, medicina, epidemiología y salud pública, combatirá la problemática sobre los mosquitos transmisores de enfermedades presentes en Europa. El objetivo es crear un consenso para mejorar las intervenciones de vigilancia y control dentro de un marco estandarizado, innovador y sostenible, aprovechando los enfoques modernos como la ciencia ciudadana y evaluando la relación coste-eficacia de los métodos tradicionales y los innovadores.


El proyecto AIM-COST “se centra en las especies de mosquito del género Aedes, en especial las exóticas que han sido capaces de adaptarse a los ambientes europeos y que, además, pueden suponer un riesgo para la salud pública por su capacidad de transmitir enfermedades y la rápida capacidad de dispersión” explican los expertos. Entre las especies exóticas se encuentran, el conocido mosquito tigre Aedes albopictus, ya establecido por toda la costa del Mediterráneo y todas las provincias costeras de la Península Ibérica, el Aedes aegypti, presente en Madeira y detectado puntualmente a Fuerteventura en diciembre de 2017, el Aedes japonicus, presente en el centro de Europa y detectado recientemente en Asturias o el Aedes koreicus, presente en Bélgica y el norte de Italia.


Por otra parte, han anuciado que la primera conferencia anual tendrá lugar el próximo mes de febrero en Atenas, donde se iniciará la evaluación de cómo armonizar las guías de control y vigilancia existentes y se presentarán las actividades de los diferentes grupos de trabajo, las misiones científicas y los talleres de capacitación por 2019.