Veterinarios trabajando en el PIF de Algeciras (Cádiz). (Foto de Archivo).

Denuncian falta de personal veterinario en el puerto de Algeciras

La falta de personal veterinario en el PIF de la ciudad gaditana está suponiendo grandes retrasos en la entrega de mercancías.
|

Desde la comunidad portuaria de la Bahía de Algeciras (Cádiz), demandan la necesidad de ampliar el personal veterinario en el Puesto de Inspección Fronterizo (PIF) de la ciudad gaditana, pues la falta de estos profesionales que llevan a cabo los controles sanitarios de las mercancias, está generando esperas de hasta 72 horas, con la consiguiente acumulación de camiones. “De esta manera, los transportistas no pueden embarcar”, denuncian los agentes de aduanas y transitarios que operan en estas instalaciones.


Y es que, por otro lado, Mario Porras, presidente de la Asociación de Importadores de Productos Perecederos de Algeciras (Aimpa), también denunciaba hace tan sólo unos días, la ralentización de los servicios prestados por el PIF de Algeciras, pues “la normativa que ha sacado el puerto para este enero dice que, camión que llegue o barco que no tenga preparada la documentación, se queda en tierra para el día siguiente”, indicaba para El Estrecho Digital. De esta manera, Porras cree que el servicio 24 horas que tiene como eslogan el puerto, desaparece.


Además, de los graves problemas que esto ha supuesto al Puerto de Algeciras, “esta misma semana hemos tenido retrasos de hasta 48 horas”, indica al periódico.


Como medida, Porras expone estar dispuesto, tanto él como el colectivo al que representa a “asumir los gastos que se puedan ocasionar al doblar la plantilla del PIF”, y propone “rescatar a gente del paro de este país, que por desgracia hay muchísima, dar mano de obra y un servicio de calidad, aunque haya que pagar más”.


Por último, el presidente habla de las fatales consecuencias en el ámbito económico que tienen para su colectivo los retrasos, por los que están perdiendo grandes cantidades de dinero, ya que “son productos perecederos de pescado que en estas fechas cuestan muchísimo. Nos saldría mucho más económico pagarle la nómina a 15 veterinarios más para la sanidad, que lo que perdemos con el trabajo”, concluye.