El sector de la acuicultura en Europa muestra un fuerte crecimiento

Los últimos datos de 2016 indican que se han vendido y producido 1.4 millones de toneladas de productos del mar.
|

El informe económico de 2018 del sector acuícola expedido por la Unión Europea (UE) muestra un sector fuerte y en crecimiento. Sin ir más lejos, detalla cómo en 2016 ha producido y vendido 1,4 millones de toneladas de productos del mar, por un valor de casi 5.000 millones de euros, lo que revela que las ganancias del sector se han duplicado entre 2014 y 2016. Por su parte, las cifras de empleo demuestran que las empresas de acuicultura están proporcionando oportunidades de trabajo cada vez más estables.


En este sentido, la producción aumentó un 2,2% anual entre 2014 y 2016 en volumen, y un 3,1% en valor. Además, las ganancias casi se duplicaron durante el mismo período, alcanzando un beneficio antes de intereses e impuestos (Ebit, por sus siglas en inglés) de 0,800 millones de euros en 2016, lo que marca una fuerte recuperación del mal año de 2013 en la mayoría de los grandes países de acuicultura.


Asimismo, el informe señala que la UE alberga a unas 12.500 empresas acuícolas, en su mayoría microempresas que disponen de menos de 10 empleados, pero manteniéndose el empleo estable en términos de empleados totales con 73.000, y extendiéndose significativamente en términos de equivalentes a tiempo completo, pasando de 36.000 en 2013 a casi 44.000 en 2016.

Esta tendencia positiva “es probable que continúe. Con una inversión significativamente mayor que la depreciación, el sector tiene una percepción positiva sobre su desarrollo futuro”, apuntan.


DIFERENCIAS ENTRE ESTADOS MIEMBROS Y SUBSECTORES


El sector acuícola de la UE distingue tres subsectores: producción marina, de mariscos y de agua dulce. Con una facturación de 2.731 millones de euros, la acuicultura marina es la mayor, seguida de la producción de mariscos con 1.134 y de agua dulce con 1.028.


Las principales especies producidas en términos de valor son el salmón del Atlántico, la trucha arco iris y la lubina europea cuya producción está dominada por cinco países: Reino Unido, Francia, Grecia, Italia y España. Estos países, cada uno con un volumen de negocios de entre 550 y 1.100 millones de euros, representan aproximadamente el 75% del volumen de producción total. En cuanto al nivel del subsector, esta especialización es aún más notable.


En el sector marino, el Reino Unido es el principal productor de salmón (91% del valor total), mientras que Grecia es el principal productor de dorada y lubina (47% del valor total). En el sector de mariscos, Francia produce el 86% de las ostras y España es líder en mejillones, cubriendo el 45% del volumen. Italia, por su parte, es el principal productor de almejas (80%).


Por otra parte, la especie de agua dulce cultivada con mayor frecuencia es la trucha, tomando la delantera Italia con un 19%, Dinamarca con un 17% y Francia con un 14% de cultivo. 

Archivo